¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Banner

Se Amplia el Bono Social de la Luz 2018

El Consejo de Ministros aprueba la creación de un bono social térmico, que incluye combustibles de calefacción como el gas natural, gas butano, gasóleo y pellets, además tendrán derecho a este bono social térmico, automáticamente, todas las personas con derecho al bono social eléctrico, siendo, por tanto, acumulables.

Una de las novedades es el acceso al bono social térmico las personas en situación de dependencia en grado III y II.

Este bono social térmico (calefacción) correrá a cargo del Estado y no de las compañías eléctricas como el eléctrico y se abonará a modo de ‘cheque’ directo que el Estado hará llegar a las personas y familias beneficiarias. La cantidad dependerá entre otros de la zona climática de España en que esté situada la vivienda.

 

 Tendrán derecho a este bono social térmico, automáticamente, todas las personas con derecho al bono social eléctrico. Son por tanto acumulables y la vía para llegar al térmico es ser reconocido como beneficiario/a del eléctrico. La ayuda del bono social térmico se devengará a partir del 1 de enero de 2019.

El acceso al mismo depende de lo miembros que conformen la unidad familiar, del tipo de renta y de tener contratada la tarifa del Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

El Gobierno ha ampliado hasta el próximo 31 de Diciembre del 2018 para aquellas familias que sí eran beneficiarios de años anteriores. El resto de familias pueden solicitarlo en cualquier momento.

•Vulnerables

•Vulnerables Severos

*Cuando en la unidad familiar hay algún miembro con discapacidad igual o superior al 33%/víctima de violencia/género o víctima de terrorismo

•Vulnerables Severos con riesgo de exclusión

Si además, se es un consumidor en riesgo de exclusión social, porque se está siendo atendido por los servicios sociales de una administración autonómica o local que paguen al menos el 50% de la factura, no se tendrá que hacer frente a la factura eléctrica y, en caso de imposibilidad temporal para hacer frente al pago, no se podrá interrumpir el suministro eléctrico.

•Familias numerosas

•Familias monoparentales

•Hogares con todos los miembros pensionistas que reciben la cuantía mínima

Los beneficiarios del bono social de electricidad cuentan con un periodo más prolongado para hacer frente a las facturas impagadas que el resto de consumidores (un periodo de 4 meses desde la primera notificación de impago, frente al plazo general de 2 meses).

 

 

COTESAL 2018

Programa Subvencionado

Programa Subvencionado Jovesal 2018